Las personas tenemos una percepción más inmediata de la temperatura que de la humedad. El control de esta última en el interior de los espacios habitados no es un asunto fácil, y precisamente por esto a menudo se generan con